- La visión sobre el baratometraje de la película es esperanzadora. ¿Compartes el optimismo para las opciones del cine de guerrilla?

La visión optimista la compartimos los directores del proyecto y creo que es real, al menos en lo que respecta a que con un buen baratometraje hecho, cosas buenas van a pasar, olvidándote del tema dinero, favores o esfuerzo invertido. Pero hay que hacer muchos deberes antes, durante y después: Pensar. Planificar. Trazar el plan. Invertir. Documentarse. No dar nada por sabido. Mil detalles. Currar muy duro. Etc. Y os aseguramos que todo lo que decimos y hablamos en el docu nos lo hemos aplicado a nosotros mismos en el proyecto.

 

Cómo financiar un baratometraje

 

- Hay una frase de Tina Olivares en el documental que me parece interesante: “A mí no me gusta presumir de haber hecho una peli por muy poco dinero porque eso sería presumir de no haber pagado a la gente”.  ¿Es realmente un modelo alternativo, es decir, es posible un cine de resistencia que profesionalmente pueda llegar a retribuir al equipo?

Sinceramente, es casi imposible, pero bueno, depende del tipo de proyecto también. Nuestro documental ha pagado a todo el equipo, aunque sea una pequeña cantidad, alejada de un sueldo “de convenio”. Por ahí sí que van los tiros, y el deseo de muchos es que sean al menos proyectos “low cost”, es decir, todos cobramos aunque sea poco, pero no “no cost”, donde no se paga nada ni a nadie, salvo los gastos súper básicos.

Como siempre, hace falta un productor con cabeza y saber hacer, para poder establecer un “presu” y un plan con un presu ajustado (y conseguible). Volvemos a lo de antes: tener un plan de verdad hecho, medido y testado.

 

- En el documental diversos cineastas comentan el tema pero ¿tú por cuánto dinero crees que puede oscilar un presupuesto de baratometraje?

Pues, por ejemplo, yo pondría dos cifras para una peli de bajo presupuesto, de ficción y escrita ya pensando en este esquema “low cost/autoproducción” y serían 60.000 euros para rodaje y 10.000 para procesos finales y empezar a moverla. Hace poco hice un presu realista, vía la web de consultoría www.necesitounproductor.com,  para un proyecto que se podía hacer así y todo el mundo cobraba, con un núcleo duro de producción por encargo arropándola y armándola. Era para 2 semanas de rodaje. Pero no se ha dado luz verde (Risas). El dinero salía de los ahorros del director.

 

- ¿Ha sido muy difícil financiar esta segunda peli?

Sí y no. El otro ‘Baratometrajes’ era un cortometraje de 23 minutos y realmente hecho en ratos libres, sin ataduras y con una cámara prestada, que no recuerdo ni cuánto llegaría a costar realmente pero seguro que menos de 500 euros. En este ‘Baratometrajes 2.0’ el presu total es de unos 7.000 euros, de los cuales 5.000 fueron conseguidos por crowdfunding y 2.000 aportados por las 2 productoras.

El crowdfunding fue duro pero se consiguió. También es algo que haremos solo una vez en la vida. Nuestra gente, y recordamos la conclusión que saca el docu de que “el crowdfunding son los padres”, nos respondió muy bien pero yo creo que sobre todo por dar la cara y hacer un llamamiento casi personalizado. Lo que poníamos para explicar el proyecto y de qué iba no lo leía nadie (Risas). La pieza (https://www.youtube.com/watch?v=Gv-A2I0CzdE) que hicimos sí la vieron. Al reírse y verlo “pro” fueron picando el anzuelo.

 

- Hay muchas dudas con respecto al crowdfunding. ¿Tú crees que tiene algún futuro o seguirá siendo una forma de ‘atracar’ a familiares y amigos?

Quién sabe pero ya le tenemos un poco de urticaria todos a la palabreja y a que te llegue un email o un mensaje de facebook con el proyecto de turno. Dame unos meses más para “curarnos” y te respondemos (Risas).

 

Lanzamiento y distribución

 

- ¿Cómo ha funcionado el estreno multiplataforma?

Bien, ha conseguido llamar la atención a nivel prensa. Nos lo hemos currado nosotros mismos al respecto, por cierto, y estamos muy contentos de la amplia repercusión. Por otro, concentrar la promoción/comunicación para que la gente lo viera de una forma u otra y estén pasando cosas, como ocurre ahora.

Dando detalles, esperábamos más gente en Cineteca pero no se llenó. Los visionados de Filmin van despacio pero van y seguirán aumentando, y estar en el Atlántida Film Festival ha sido un excelente escaparate.

Y el DVD, que es de venta solo en la web, va a ser solo para los estudiosos y más fans, pero algún rédito vamos sacando también. Como en otros casos, casi vendemos más en mano porque esa es otra idea, tener pases y eventos con venta del DVD al final. 

 

- Creo que tenéis pensado hacer una gira como las que hicieron gente como Siminiani con ‘Mapa’ o Jonás Trueba con ‘Los ilusos’. ¿Es así? ¿Crees que se va a convertir en una forma de distribución que va a crecer?

Yo creo que sí, está más que hablado y dicho que hay que volver a lo esencial, al valor añadido de un encuentro y coloquio posterior. Y más hablando de lo que habla el documental. Y está ocurriendo que ya nos escriben y llaman de ciertos festivales que lo quieren poner. Eso nos reconforta porque demuestra que gusta y que hay interés.

Esos pases y seguir la ronda de propuestas, aun nos duelen los dedos de tanto dar a la tecla porque también nos estamos autodistribuyendo, darán sus frutos. Es el leitmotiv del proyecto ahora: que “pasen cosas”. Más allá de presupuestos, dineros, crisis y problemas, que siempre hay, tenemos una buena película y un público que quiere verla.

 

 

Menu