- ¿El director debe ser un poco déspota?

A pesar de todos los mitos que nos llegan, puedo constatar que no es necesario. Yo he visto dirigir en Hollywood estilo nice guy y puede funcionar muy bien, con todo el mundo muy motivado y muy entregado. El ambiente en el set puede ser divertido, y todo el mundo puede venir al trabajo con ganas cada día, y trabajar duro y tratar de ayudarte por todos los medios.

Pero eso sólo es posible si tienes colaboradores que no te den energía contraria, ¡y que no compitan contigo! Si otros se erigen en déspotas en tu set, tú deberás ponerte aún más déspota, o se te subirán a las barbas. Y si no puedes, por las razones que sean... estás muerto. Pero ese despotismo no es deseable.

Lo ideal es que no te haga falta, que la gente asuma la jerarquía, que sean profesionales y que su único objetivo sea ayudarte a ti, y no tengan objetivos propios y ajenos a los tuyos; que no piensen en su ego o en su reputación, sino sólo en tu película. El set no tiene que ser un infierno. No es como se trabaja mejor. Doy fe.

 

- 5 directores que estén entre los que más te han influido o con los que más disfrutas

Bueno, de estudiante, te diré que empecé idolatrando a Hitchcock. A él, más que a ninguna de sus películas en concreto, aunque haya firmado obras maestras. Pero al cabo del tiempo mi favoritismo se desplazó hacia Billy Wilder.

De más joven, cuando era más influenciable, Leone, Kubrick, Coppola, Ridley Scott, Spielberg... Aunque de muchos de ellos, lo que me influenció fueron algunas de sus películas en concreto, y no su obra en su conjunto, sobre todo considerándola en 2017.

 

- Un par de escenas que te encantaría haber rodado

‘Relatos salvajes’, toda la película. ‘Memento’, toda la película.

Nos habrá pasado a muchos, pero me sentí tan identificado con ellas que casi sentí déjà vu.

 

- Una película y un director que te encanten y no tengan el prestigio que se merecen

Campanella. Bueno, ganó un Oscar con ‘El secreto de sus ojos’, que me parece un ejercicio de estilo impresionante y una obra maestra, pero creo que en prestigio internacional merecería estar junto a Cuarón, Iñárritu o Del Toro.

Su obra más infravalorada seguramente sea la serie ‘Vientos de Agua’, ¡otra obra maestra! Ni se terminó de emitir en Telecinco, ¡da qué pensar!.

 

- Una película y un director prestigiosos con los que no puedes.

De adolescente yo, como todo el mundo, tenía películas y directores que "I loved to hate", que me encantaba odiar. Hoy en día, no tanto. Tengo una memoria terrible, ¡hasta para las películas que me encantan! ¡Así que imagínate las que no me gustan! No me dejan huella. Ni me acuerdo de ellas.

Tú me preguntas las típicas que se ponen de moda y están sobrevaloradas. No sé. Gaspar Noé en ‘Irreversible’. Compárese con Memento. Tampoco sé si Gaspar está tan valorado.

Pero no te puedo decir que odie ‘Titanic’ o ‘Avatar’, me gustaron. Ni que odie a Haneke, que no será mi favorito, pero también me interesa. Ni que odie a Almodóvar, que sin ser yo fan incondicional, reconozco que tiene una voz muy personal y que ha hecho mucho por difundir nuestro cine fuera. Tampoco que odiase ‘La La Land’, aunque el exceso de hype (de atención) nunca ayuda a ninguna película. Vaya, me temo que no soy muy hater. ¡Soy aburridísimo!

 

- 3 películas más o menos recientes que te hayan impresionado

‘Mad Max Furia en la carretera’. Película, a mi entender, perfecta. Es lo que es, no ambiciona cambiar el mundo, pero es redonda. Autocontenida. Con muchas capas y muy trabajada, a pesar de ser casi una película muda.

‘Kilo Two Bravo’. Peli británica sobre guerra de Afganistán. Muy pequeñita. Muy contenida. Insoportable de mirar por la tensión. Si hubiera sido cine clásico y en blanco y negro, estaría archivada entre Hitchcock y Clouzot.

‘Nader y Simin, una separación’. Una cebolla de película. Van pelando capas del mismo incidente, reinventándolo cada vez, dando la vuelta a tus simpatías, una y otra vuelta de tuerca más. Genial ejercicio narrativo.

 

- País o corriente/movimiento/subgénero que te parece que está aportando mucho al cine actual

México. Cuarón, Iñárritu y Del Toro. Pero yo no soy mexicano como se ha difundido por los medios, ni he dirigido ‘Los verduleros’. Ese es Adolfo Martínez Soares, yo soy Adolfo Martínez Pérez. Personas distintas. ¡Los peligros de IMDB!

 

- Un disco, un libro y una pintura/fotografía

Va ser muy arbitrario esto, pero ‘Second Helping’ de Lynyrd Skynyrd, ‘Viaje al fin de la noche’ de Céline y ‘El jardín de las delicias’ de El Bosco. ¡Menudo conglomerado!

 

- El 3D, ¿sí o no? ¿Crees que aporta cosas y que se acabará imponiendo, como el color?

Creo que tener que ponerte una cosa en la cara para ver la película siempre va a ser un truco, y que más bien le pasará como al odorama. Bueno, no creo que desaparezca, pero dudo que se convierta en el estándar, seguirá como ahora.

Creo que ha encontrado su función y su implantación ya se ha estabilizado. A mí sólo me gusta cuando está utilizado con mucho tino. Por ejemplo, en ‘Avatar’ está muy bien aplicado, combinándolo con 2D cuando es necesario para evitar revelar el marco de la pantalla poniendo cosas más cercanas que nos parezcan truncadas: caras flotantes como máscaras, gente cortada por la cintura flotando delante de ti..

 

- ¿Crees que desaparecerán las salas de cine? ¿Te apenaría que el cine acabara siendo visto únicamente en el ámbito doméstico y dispositivos móviles?

Por el camino que vamos, no creo que desaparezcan, pero sí que quedarán restringidas al gran cine espectáculo. Ya está pasando. Lo que también está pasando es que lo que antes asociábamos con el cine (en calidad y profundidad como opuesto a TV) está migrando a la TV por cable, con las nuevas series. Aunque están saturando el mercado con tanta oferta, y las buenas se empiezan a diluir entre las normalitas.

Es un momento de transición, y no sé predecir dónde se estabilizará, la verdad. Si lo supiera, seguramente sabría hacerme rico.

 

- ¿Te ves rodando en inglés? ¿Y fuera de España?

En mi caso personal, lo que no me veía era rodando en español ni en España, dado que hasta ‘Zona Hostil’ toda mi carrera profesional había transcurrido en los EE.UU., y mi lengua de trabajo es el inglés.

Ahora la verdad es que no tengo ni idea de lo que va a pasar conmigo o de por dónde voy a seguir. Si me salen más cosas en España, yo encantado, aunque me gustaría americanizar un poco más la forma en que se hace cine de entretenimiento aquí. En América lo tienen muy inventado y no hay más que aplicarlo.

Pero si la película me abre puertas en EE.UU., me encuentro perfectamente cómodo allí también, aparte de que es donde vivo.

 

- Recortes en cultura, depresión económica, bajada de espectadores, desempleo masivo, dificultades de financiación y distribución… Se suele decir que las crisis son oportunidades. ¿Cuál es la oportunidad que puede haber a partir de todo eso?

Mirándolo un poco desde fuera, me da la sensación de que el peor enemigo al que se enfrenta nuestra industria cinematográfica autóctona es la animadversión que siente la población en general contra el cine español.

Se pueden discutir las causas, pero a mí me interesa más encontrar formas de cambiarlo, porque agua pasada no mueve molino. Desde la niñez se absorben una serie de nociones, y como ni han visto ni van a ver nunca cine español, como cineasta tienes las manos atadas. Da igual qué películas hagas, si son buenas o malas, de izquierdas o de derechas, si entretienen o no, si son caras o baratas, si están subvencionadas o no. Si nadie las va a ver, no tendrán ningún impacto sobre esa mentalidad. Es un círculo vicioso.

Yo empezaría por despolitizar un poco el cine. Si el mercado español es tan pequeño que a duras penas justifica las inversiones, como renuncies a la mitad por alinearte con un lado o con el otro, acabas de partirlo por la mitad. Que haya películas muy políticas está bien, pero politizar el cine en su conjunto es suicida. Y va a llevar bastante tiempo romper esa inercia.

Lo de las subvenciones es otro mito irreductible. El cine es de las actividades menos subvencionadas en España, detrás de la industria automovilística, la pesca, la agricultura, la minería, la energía eólica, los partidos políticos, o RTVE (dios los bendiga, ¡lo que han ayudado en ‘Zona Hostil!). Mucho cine se hace con créditos del ICO, que tienen unas condiciones muy ventajosas, pero siguen siendo un préstamo que hay que devolver.

Y los americanos nos creemos que no tienen subvenciones, pero funcionan con incentivos fiscales: destinan dinero del contribuyente a perdonar los impuestos a las producciones, que pueden recuperar así UN TERCIO del valor del dinero que se gasten. Nueva York tiene 500 millones de dólares al año de presupuesto para estas "subvenciones", Los Ángeles 400 millones.

 

- Una propuesta que sugerirías al ICAA / Ministerio de Cultura y otra que harías a productores / distribuidores / exhibidores.

Que en lugar de forzar a las televisiones a invertir en producir cine español, que parte de esa inversión sea para promocionarlo, o que parte de las subvenciones se destinen a eso, en vez de a producción. Es tan difícil levantar una película, que al final los productores se gastan todo lo que tienen en hacerlas, y no les queda nada para promocionarlas.

Bajar el IVA y gravar el tipo para producto cultural también ayudaría.

 

- Futuros proyectos

El futuro es muy nebuloso en este momento. Estoy desarrollando cosas nuevas, recuperando cosas que no fui capaz de arrancar cuando aún no había dirigido una película, considerando material que me ofrecen, y también pretendo buscar representación de vuelta en EE.UU.

Ya veremos cuánto dura la atención granjeada por ‘Zona Hostil’ y si soy capaz de aprovecharla para enlazar con otros proyectos de dirección. Ojalá. Por lo pronto, a corto plazo he tenido que regresar a la ilustración en EE.UU. porque, como todo quisque, tengo que subsistir.

 

 

 

Menu