Este año ha debutado en Estados Unidos gracias a ‘Tracers’, con Taylor Lautner.

Director nacido en Barcelona, Daniel Benmayor es uno de los realizadores publicitarios más relevantes en España, habiendo dirigido spots para marcas como Mercedes, Pirelli, Volkswagen, Gillette, Fiat, Converse, Repsol, Mitsubishi, Playstation, Fanta, Codorniú o Mastercard.

En el campo de la ficción inició su carrera en el largometraje en España con películas como ‘Paintball’ y ‘Bruc. El desafío’. En este 2015 ha estrenado su primer film en Estados Unidos, ‘Tracers’, con Taylor Lautner, uno de los protagonistas de la saga ‘Crepúsculo’, a través de una historia de tinte criminal ambientada en el mundo del parkour. Benmayor lleva unos años como potencial director de algunos proyectos en Hollywood, como en el caso de ‘Hitman 2’.

Con Benmayor cerramos nuestro especial ‘El éxodo. Cineastas españoles por el mundo’, cuyo artículo principal puedes leer aquí. También respondieron a nuestro cuestionario en profundidad otros directores que han trabajado en Estados Unidos como Paco Cabezas y Gonzalo López-Gallego.

Se trata de un reportaje en el que ofrecemos una panorámica sobre el periplo a USA que una parte creciente de las jóvenes generaciones de directores españoles está protagonizando, un hecho muy destacable por lo que tiene de reconocimiento al talento español pero, al mismo tiempo, indicativo de los enormes problemas del cine español para conformar una industria.

 

A continuación, puedes conocer a Daniel Benmayor con nuestro cuestionario ‘El éxodo’:

 

- ¿Te fuiste a hacer cine a Estados Unidos porque era lo que querías o preferirías trabajar en España y te fuiste porque aquí era muy complicado? ¿Cuál es el camino habitual para llegar a trabajar allí y cómo fue tu caso?

Sencillamente me hacía ilusión hacer cine allí, igual que me hace ilusión hacerlo aquí. Las oportunidades vienen como vienen, e igualmente es tanto o más complicado.

Entiendo que el camino es tener algo que les atraiga, sea lo que sea. En mi caso ya estaba en contacto con su mercado a raíz de la publicidad que vengo haciendo hace tiempo para ellos y de una cosa saltamos a la otra.

 

- ¿Cuáles crees que son las mayores trabas para hacer el cine que quieres en España?

Creo que el cine en España está, cada vez más, aceptando una cierta vocación industrial que, al mismo tiempo, necesitaría un reajuste en la manera de hacerlo.

Por lo habitual, una película española compite con otras extranjeras que, generalmente, tienen mucho más presupuesto para hacerse y por lo tanto se pueden permitir ciertos mecanismos que hacen de las películas más espectaculares. Eso para nada quiere decir que sean mejores pero, por de pronto, suelen darle al espectador más de lo que quieren ver… en algunos casos, claro.

 

- Este éxodo de cineastas es algo nunca visto en la Historia nuestro cine. ¿Es el cine español consciente de la gravedad de la fuga de talentos?

No entiendo que sea una fuga, sino un reconocimiento al talento que pueden ofrecer los directores españoles. Hay más oportunidad y se atreven y valoran lo de fuera, así que hay que aprovecharlo.

Se está haciendo cine de éxito comercial en estos días en España. Habrá que encontrar un equilibrio entre lo que se produce y lo que se consume e igualmente potenciar el cine cultural. Aunque en otros lugares esto existe con más aceptación, ya llegaremos, es cuestión de tiempo.

 

- Tres grandes diferencias entre hacer cine allí y en España

Pues no entiendo que haya tantas diferencias… ¡en todos lados es complicado! Y en todos acabas disfrutando del proceso. Diferencias miles, similitudes más.

La única que destacaría es que aquí es más personal. No hay tantas opiniones ni tantas presiones.

 

- Alguna mejora indispensable para que no haya tanto exilio de cineastas españoles

Más producciones, más presupuestos, más salidas al contenido.

 

- En España siempre solemos quejarnos de lo que hace o no hace el Gobierno, ¿pero qué autocrítica debería hacer el cine español?

La autocrítica la tiene que hacer cada uno con su trabajo y con su visión de la industria. No me siento capacitado para criticar a nadie, y menos a una industria con larga trayectoria.

 

- ¿Qué opinión tienen allí de los cineastas españoles? ¿Realmente conocen lo que se hace aquí y el talento español?

Básicamente, reconocen el talento sea de donde sea. Les da igual mientras sume a su proyecto.

Conocen los éxitos de lo que se hace aquí, sean en festivales o taquilla. No creo que conozcan todo, al igual que no deben conocer todo lo que hace en cualquier otro país.

 

- ¿Recibes muchos guiones? ¿Es difícil que te lleguen proyectos que no sean mediocridades, secuelas o remakes?

Sí, voy recibiendo guiones, algunos mejores que otros. La mayoría no son ni remakes ni secuelas, pero todos necesitan el input del director en el estado en que están. Forma parte del proceso: escribir, pasar por un director que le aporte una visión especial y empezar a formar un paquete con casting.

 

- ¿Son abiertos a proyectos tuyos propios o son reacios?

Sí, son abiertos a proyectos, vengan de quien vengan. Si hay algo interesante para su manera de entender el cine, se puede llegar a mover muy rápido. Otras veces tienes que adaptarte para darle viabilidad.

 

- ¿Es imposible conseguir allí el montaje final sin ser alguien muy consolidado?

Eso es casi imposible. Casi.

 

- ¿Esperas volver a hacer películas en España?

Por supuesto. Se pueden hacer grandes películas aquí también.

 

 

 

Menu