Igor Legarreta ha estrenado recientemente ‘Cuando dejes de quererme’, su ópera prima como director.

Hace unas semanas se estrenó en salas españolas ‘Cuando dejes de quererme’, un thriller con toques de humor y romance que se narra en tres tiempos diferentes y utiliza flashbacks a los inicios de ETA.

La historia se centra en Félix Careaga, que abandona a su mujer y a su pequeña hija Laura. Años después, Laura, que vive en Argentina con su padrastro Fredo, recibe una llamada desde España: su padre ha sido encontrado muerto en un bosque. Las pruebas certifican que murió hace 30 años de un tiro en la nuca. Ambos viajan a España para esparcir sus cenizas, pero aparece Javier, un agente de seguros, que comenta a Laura que Félix firmó un seguro de vida antes de morir. Los tres intentarán descubrir al asesino.

Esta coproducción entre España y Argentina es la ópera prima como director de Igor Legarreta. Participada por TVE, la propuesta se ha realizado gracias a Centuria Films, Cuando Dejes de Quererme AIE y la argentina CEPA Audiovisual. 

Me he puesto en contacto con Igor Legarreta para que participe en los especiales Ópera Prima de Vampyr. Su lista de películas favoritas es francamente ecléctica, tanto en géneros como en épocas, si bien destaca la presencia de tres títulos de los años 70 y otros tres de la de los 2000.

“No es esta una lista con las mejores películas de la historia, tampoco una lista con las películas de referencia para ‘Cuando dejes de quererme’. Simplemente son algunas de las películas que me gustan, y sólo caben diez”, ha recalcado Legarreta sobre la elección que ha hecho.

 

En próximos días, publicaremos el cuestionario con las respuestas de Igor Legarreta pero, mientras tanto, puedes conocerle a través de este listado con las opiniones sobre diez de sus películas favoritas:

 

WHISKY (Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll, 2004)

“Si hacer cine se parece cada vez más a algo parecido a obrar milagros, hacerlo en Uruguay —y hacerlo tan bien— me parece ya la pera. Fondo y forma conviven de manera impecable en una película única, donde el patetismo humano logra cotas dolorosamente altas. Lo mejor después de verla quizá sea tomarse un whisky. O dos”. 

 

RAÍCES PROFUNDAS (‘Shane’; George Stevens, 1953)

“Un clásico que, al parecer, no tuvo una gran acogida en su momento. Llena de hallazgos narrativos y con un verismo inusitado en su puesta en escena, la película es tan buena que te olvidas del posible ‘miscasting’ de Alan Ladd”.

 

FISH TANK (Andrea Arnold, 2009)

“Áspera, contundente y nada tendenciosa película sobre mujeres pobres. Como diría un amigo: ‘Está todo en su sitio’. El espontáneo y reivindicativo baile final, a modo de comunión familiar, resulta mágico”. 

 

YO VIGILO EL CAMINO (‘I Walk the Line; John Frankenheimer, 1970)

“Un hombre maduro, íntegro, un hombre de la ley. Un hombre que lo ha hecho todo como se deben hacer las cosas, pero que queda atrapado por la juventud y la sonrisa de Tuesday Weld. Johnny Cash pone letra y música a esta dolorosísima autodestrucción”.  

 

EL PROTEGIDO (‘Unbreakable’; M. Night Shyamalan, 2000)

“Después del megaéxito de crítica y público con ‘El sexto sentido’, Shyamalan rodó, a mi entender, su mejor película. Comentaba un día Patrick Salvador que la película le resulta una ‘masterclass’ de cómo dirección artística y puesta en escena pueden llegar a ir de la mano, y señalaba la secuencia en la que villano y héroe se enfrentan dialécticamente, separados por una alfombra cuyos colores y formas tejen ese complejo equilibrio entre el Bien y el Mal.  Película controvertida, de las que polarizan opiniones, y que a mí me tiene entre sus defensores”. 

 


 

LA HIJA DE RYAN (‘Ryan's Daughter’; David Lean, 1970)

“Película tildada de viejuna en su día por una crítica que siempre parece estar necesitada de sentirse moderna. Otro buen ejemplo de cómo las modas van y vienen, pero el cine de peso sobrevive. Hermosa, poética, subversiva… Memorables paseos por la playa y memorable noche de bodas”.

 

PRIMERA PLANA (‘The Front Page’; Billy Wilder, 1974)

“Pues otra peli de los setenta y otra peli que pasó con más pena que gloria en su día. Qué cosas. Billy Wilder en plena forma, socavando todo aquello que sale a su paso. Ácido sulfúrico en vena”.

 

EN BUSCA DEL ARCA PERDIDA (‘Raiders of the Lost Ark’; Steven Spielberg, 1981)

“No todo van a ser fracasos en esta lista, en casa también nos gusta el éxito. Seguramente una de las películas que más amantes al cine habrá concebido. Plena de sabiduría narrativa, esto es una experiencia audiovisual de primera categoría. No incluirla en una lista de este tipo debería ser considerado delito”.

 

UN LUGAR EN EL MUNDO (Adolfo Aristarain, 1992)

“Otro éxito y otro western, éste ambientado “al sur de Río Grande”. Una de esas películas que, conmigo al menos, tienen la virtud de hacer desaparecer por completo la autoconsciencia como espectador de cine”. 

 

SOPA DE GANSO (‘Duck Soup’; Leo McCarey, 1933)

“Yo diría que la mejor película de los hermanos Marx es esta apología de la locura, de la revolución y del caos en una comedia total”.

 

 

Menu