Jordi Ardid y Marta Giráldez escriben el primer libro en castellano sobre el director.

Neil Jordan, el cineasta irlandés más relevante de su generación, tiene ya una amplia carrera de más de 30 años a sus espaldas. Sin embargo, es uno de esos directores infravalorados que suelen pasarse por alto.

Jordi Ardid y Marta Giráldez ponen su granito de arena con este libro para reivindicar su figura. Según sus palabras, pretenden dar “una visión global de un artista que reclamaba merecer por fin un estudio completo en lengua castellana”.

A medio camino entre el cine independiente y las producciones de Hollywood, y con una cosmogonía propia, la filmografía de Neil Jordan abarca géneros como el fantastique, el thriller, la tragicomedia y el melodrama, y tocando ciertos temas recurrentes, como la identidad y la historia irlandesa, la ambigüedad sexual o la violencia soterrada.

Este volumen de 328 páginas, que se ha publicado recientemente en la colección ‘Signo e Imagen. Cineastas’ de Cátedra, recorre su obra cinematográfica y televisiva, y cuenta, incluso, con un anexo dedicado a su faceta de novelista.

Jordi Ardid es licenciado en Historia y ha colaborado en las obras colectivas ‘The Twilight Zone’ y ‘Richard Matheson, el maestro de la paranoia’. Marta Giráldez es licenciada en Filología y ejerce ocasionalmente de traductora, correctora y crítica literaria.

Les he pedido a los dos autores que hagan una selección comentada de sus diez películas favoritas del cineasta. Su recopilación nos muestra un Neil Jordan con plena diversidad y con títulos que recorren trabajos en muy distintas épocas.

 

A continuación, puedes leer lo que Ardid y Giráldez han escrito sobre diez de sus cintas preferidas:

 

EN COMPAÑÍA DE LOBOS (‘The Company of Wolves’; 1984)

“Pequeña perla del fantastique británico, en ella se retrata de forma original el mito del licántropo mediante la deconstrucción del cuento infantil. Relato dentro de otro relato, dentro de otro relato, la estructura de cajas chinas consigue adaptar la visión de la escritora Angela Carter, siempre atenta a la sexualidad femenina y a su confrontación con la bestialidad de hombre (lobo)”.  

 

JUEGO DE LÁGRIMAS  (‘The Crying Game’, 1992)

“En 1992 trascendió lo estrictamente cinematográfico para convertirse en fenómeno sociológico. Un cuarto de siglo después mantiene todavía intacta su bella plasmación de la ambigüedad, hasta convertirse en ejemplo paradigmático de la cultura queer (antes de que ese término se hiciera famoso)”. 

 

ENTREVISTA CON EL VAMPIRO  (‘Interview with the Vampire’, 1994)

“Neil Jordan se atreve a conformar un producto hollywoodiense sin que le tiemble el pulso, convirtiendo a Tom Cruise, Brad Pitt y Antonio Banderas en miembros de una estirpe de vampiros de clara actitud homoerótica. En el ínterin, nos dejamos llevar por una historia narrada por un nosferatu abrumado por su condición”. 

 

THE BUTCHER BOY (CONTRACORRIENTE) (‘The Butcher Boy’, 1997)

“No estrenada en nuestro país, Jordan adapta la extraña novela homónima de Patrick McCabe, transformando la jerga críptica del relato escrito en una propuesta alucinada y alucinante nada convencional, que retrata la locura de un muchacho que acaba siendo un paria del sistema”. 

 

EL FIN DEL ROMANCE (‘The End of the Affair’, 1999)

“Bajo la estética elegante de un cine “de qualité”, el cineasta irlandés se atreve a adaptar a Graham Greene, consiguiendo con ello ahondar en aspectos de difícil resolución visual como Dios, el ateísmo, la muerte y el sexo. Una infidelidad es la excusa argumental para ello, plasmado en un ménage a trois donde la culpa toma carta de naturaleza”. 

 

Menu