DOS EN LA CARRETERA (‘Two for the Road’; Stanley Donen, 1967)

“El placer de jugar con la estructura. Y, desde luego, no es una extravagancia. Está al servicio de la historia. No se puede contar mejor esa historia”.   

  

LA ESCAPADA (‘Il sorpasso’; Dino Risi, 1962)

“Otra de Risi. Sorprende que una película así, aparentemente sin estructura, mantenga el interés de esa manera. O quizá esa sea la razón. Ahora que la mayoría de películas se construyen con la estructura clásica, echo de menos ese atrevimiento”.  

 

LA BALADA DE CABLE HOGUE (‘The Ballad of Cable Hogue’; Sam Peckinpah, 1962) 

“Otra estructura distinta. Una película con forma de canción. Y no creo que sea un capricho”.  

 

ANNIE HALL (Woody Allen, 1977)

“No nos damos cuenta de lo que supuso esta película en su tiempo. Hay un antes y un después. Lo cambió todo en comedia. Otra con una estructura particular, muy atrevida. 

Cuando estábamos montando ‘Los del túnel’, había una parte de la historia que sobraba, que no era interesante, pero nos costaba tirarla a la papelera. Entonces, leí que al montar ‘Annie Hall’ tuvieron un problema similar: la película incluía muchas más tramas de Alvy, pero se dieron cuenta de que lo interesante era ella y la historia de amor. Tuvieron que meter cuchillo y la película adquirió la estructura que tiene ahora”.    

 

LA HIJA DE RYAN (‘Ryan's Daughter’; David Lean, 1970)

“Un ‘pequeño melodrama’ contado por Lean. Narrar emociones, sentimientos, intimidad, pero a lo grande, con esos planazos, y que, sin embargo, a mi modo de ver, parezca que solo se podían rodar así”.   

 

 

Menu