El responsable de la premiada ‘Dead Slow Ahead’ nos da a conocer algunos de sus films de cabecera. 

‘Dead Slow Ahead’, a camino entre el documental y la ficción, es una coproducción entre las españolas El Viaje Films y Nanouk Films, y la francesa Bocalupo Films.

La película es el debut como director de Mauro Herce. Sus respuestas al cuestionario Ópera Prima de Vampyr las puede leer aquí.

El director se sumió durante dos meses y medio en un viaje sensorial a bordo del Fair Lady, un carguero con tripulación mayoritariamente filipina. Herce se embarcó en Ucrania, cerca de Odesa, y cruzó el Mar Negro, el Bósforo, y recorrió el Mediterráneo hasta Egipto. Pasó por el Canal de Suez, entrando en el Mar Rojo, hasta llegar a Jordania, en el puerto de Áqaba. Volvieron sobre sus pasos hacia Malta, Gibraltar, cruzaron el Atlántico, Bahamas, Golfo de México y subieron por el Misisipi hasta Nueva Orleans.

En su listado de favoritas se puede sacar en claro una predilección por el cine de los 50, ya que cinco de las diez películas son de esta década. De hecho, en general, se trata de títulos ya clásicos, pues la obra más reciente data de 1977.

 

Como parte del especial Ópera Prima de Vampyr, el director de ‘Dead Slow Ahead’ ha seleccionado diez de sus películas favoritas, a las que he añadido un poco de contexto e información para el lector:

 

HOMBRES DE ARÁN (‘Man of Aran’; Robert J. Flaherty, 1934)

Estadounidense de origen irlandés, Flaherty, que había documentado imágenes de los lugares más exóticos, marchó en esta ocasión a la tierra de sus ancestros para grabar la épica cotidiana de los pescadores del archipiélago de Arán, frente a la bahía de Galway. Desplazándose en múltiples aspectos a las lindes de la ficción, el cineasta nos zambulle con cautivador dramatismo en una odisea telúrica.

 

EL ESPEJO (‘Zerkalo’; Andrei Tarkovski, 1975)

Críptico e hipnótico, es un viaje no lineal a la memoria, a través de varias épocas de la vida de Tarkovski y su familia. El pasado, un gigantesco espejo. Como decía Bergman al hablar del cineasta, la película “presenta la vida como reflexión, la vida como un sueño". ‘Zerkalo’ entró en el top-10 de los directores en la última votación de Sight and Sound.

 

LA VIDA DE OHARU, MUJER GALANTE (‘Saikaku ichidai onna’; Kenji Mizoguchi, 1952)

Ganadora del León de Oro, se trata de la tragedia femenina más prestigiosa de la filmografía de Mizoguchi. Un cineasta siempre concienciado respecto a las injusticias hacia las mujeres y que, de hecho, vio cómo su hermana mayor, vendida a un señor adinerado, acababa en una casa de geishas. Ambientada en el siglo XVII, Oharu refleja también, con sus trazos de amargura y delicadeza, una inconmensurable actuación de Kinuyo Tanaka.

 

ORDET - LA PALABRA (‘Ordet’; Carl Theodor Dreyer, 1955)

Probablemente la obra sobre la espiritualidad más lograda de la Historia. Dreyer elaboró una puesta en escena poderosa mediante tomas muy largas y un diseño de producción desnudo pero lleno de luz. La película fue muy bien recibida en su día, alzándose con el León de Oro en Venecia y el Globo de Oro a la Mejor Película Extranjera.

 

FAUSTO (‘Faust: Eine deutsche Volkssage’; F.W. Murnau, 1926)

Tras dos grandes éxitos como ‘Nosferatu’ y ‘El último’, Murnau tuvo mucho interés en dirigir su propia versión del mito de Fausto antes de hacer las Américas. La película fue la producción más cara de la UFA hasta ese momento aunque su presupuesto se rebasó el año siguiente con ‘Metrópolis’. Todo un despliegue para un impresionante trabajo pictórico de luces y sombras.

 

Menu