Jordi Revert publica un libro sobre el cineasta holandés y nos comenta sus títulos favoritos.

Paul Verhoeven acaba de congraciarse con la crítica internacional en el reciente Festival de Cannes, en el que su último proyecto, ‘Elle’, que protagoniza Isabelle Huppert, ha sido una de las películas más aplaudidas.

En este contexto de redescubrimiento de este provocador cineasta holandés, el crítico de cine Jordi Revert publica un libro en honor al autor de ‘RoboCop’, ‘Desafío total’ o ‘Starship Troopers’. Un director que, a finales de los 80, tomó el testigo de muchos realizadores europeos anteriores que dieron el salto a Hollywood pero que consiguieron mantener y reforzar su personal estilo.

El libro está editado por Cátedra dentro de su colección ‘Signo e imagen’. Como se indica en este volumen de 416 páginas, Verhoeven es “un cineasta comprometido con violentar la mirada del espectador, agredirla para hacerle consciente de la fragilidad de nuestra realidad”. Un artista empeñado en romper las reglas y que “disparó desde las entrañas mismas del blockbuster”.

Jordi Revert es un valenciano que ha escrito en diversos medios online (Détour, Efe Eme, La Butaca) y ha coordinado varios volúmenes de revistas como L’Atalante. También ha escrito capítulos para libros colectivos, ha impartido cursos y seminarios universitarios y ha participado como jurado en festivales de cortometrajes y mediometrajes.

Le he pedido a Jordi Revert que seleccione sus 7 películas favoritas de Verhoeven. A continuación, puedes leer lo que ha comentado de ellas:

 

DELICIAS TURCAS (‘Turks fruit’, 1973)

“Obra de juventud de madurez exquisita. Romance arrebatado y trágico que se deja sentir como un relámpago descargado en la piel. ‘Delicias turcas’ es frenesí emocional sin fin, creíble en la química avasalladora de Monique van de Ven y Rutger Hauer, desarmante en la belleza desaliñada (y sudorosa) de su erotismo”. 

 

INSTINTO BÁSICO (‘Basic Instinct’, 1992)

“Perfecta puerta de entrada al cine de Paul Verhoeven, en el que se citan su brillante malicia y su incisiva mirada atravesando la realidad, cuestionándola. ‘Instinto básico’ actualiza a Hitchcock desde un prisma macarra y un neo-noir que trasciende lo tórrido de la puesta en escena para aventurarse más allá del orgasmo, allá donde la muerte y el placer se abrazan”. 

 

ROBOCOP (1987)

“Golpe en la mesa de Hollywood, ‘RoboCop’ es el gancho de izquierda más contundente del cine de acción de los 80 contra el reaganismo. Fantasía hiperviolenta y francotiradora que apunta al clientelismo y el capitalismo depredador, es también la película nunca realizada de Verhoeven sobre Jesucristo: de policía mártir a ciborg vengador que acaba caminando sobre las aguas para poner punto y final al crimen en Delta City (antes Detroit)”.

 

EL CUARTO HOMBRE (‘De vierde man’, 1983)

“Fue la broma secreta entre Verhoeven y su guionista Gerard Soeteman. Una película intencionadamente sobrecargada de simbolismos que sabían que encontraría el beneplácito de la crítica tras el linchamiento de ‘Vivir a tope’ (‘Spetters’, 1980). Y así fue. ‘El cuarto hombre’ es una obra vaporosa y onírica que podría haber firmado Luis Buñuel, y en la que su intención lúdica no obstaculiza en ningún caso su naturaleza tremendamente perturbadora”.

 

SHOWGIRLS (1995)

“Escupitajo directo contra el puritanismo estadounidense. Gran ficción camp en el que el sueño americano se ofrece en su senda más sucia y vulgar: aquella que transcurre por los decorados de cartón de piedra de Las Vegas, las bailarinas de maquillaje metalizado y los volcanes en torpe erupción. Es, sin duda, la película más incomprendida de Verhoeven y también una de sus más personales. Bajo su fachada chabacana, mora un secreto homenaje al musical clásico en busca del artificio que excede lo real. Y en ese exceso, ‘Showgirls’ es magistral”. 

 

DESAFÍO TOTAL (‘Total Recall’, 1990)

“Último gran bastión de los FX en el blockbuster moderno, su creatividad e imaginación desbordantes y el arte de Rob Bottin y los suyos hicieron de ella una película icónica en casi cada escena. Confirmación de Paul Verhoeven frente a Hollywood, ‘Desafío total’ convertía el cuento corto de Philip K. Dick en una fantasía hiperviolenta e hiperdivertida en la cual lo real estaba permanentemente en crisis”.

 

EL LIBRO NEGRO (‘Zwartboek’, 2006)

“Desacomplejado James Bond en femenino. Memorias de la infancia convertidas en trepidante aventura de la II Guerra Mundial con una naturalidad desarmante para abortar clichés y maniqueísmos. Que ‘El libro negro’ no haya tenido una importancia mayor en el cine reciente quizá se deba a su superficie desenfadada, de entretenimiento brioso que no pone en un primer plano su insólita mirada sobre el conflicto. Insólita por alejada de tópicos, compasiones, victimismos y demonizaciones. El suyo es un relato en el que el bien y el mal se diluyen sin remedio en ambos lados de la contienda”.

 

 

 

Menu