La directora gallega está a punto de estrenar su primer largometraje, ‘El árbol magnético’.

Isabel Ayguavives es un futuro talento de la realización española. Se licenció en la Universidad Complutense de Madrid (en C.C de la Imagen) y cuenta ya en su haber con tres cortometrajes: ‘La valiente’ (2003), ‘El castigo’ (2006) y ‘Penfield’ (2011). ‘El árbol magnético’ compitió en la Sección Nuevos Directores de la 61 edición del Festival de San Sebastián y consiguió el Premio a la Mejor Película en Madridimagen

‘El castigo’ nos presenta la historia de una familia convencional española, que podría ser la de cualquiera. ¿Cuántos de nosotros no teníamos de pequeño un plato especial que no podíamos comer jamás de los jamases? En este caso, nuestro protagonista es incapaz de comer hígado. 

El cortometraje, de 17 minutos de duración, ambienta toda su escena en el mismo espacio, el salón donde tienen lugar las comidas de la familia, acción que es el eje que encadena el desarrollo de todas las acciones.

A partir de una pequeña anécdota, Ayguavives desarrolla su argumento y seremos testigos del paso del tiempo y de la evolución de la familia,  que variará hasta que nuestro protagonista asuma su madurez. La voz en off de uno de los niños (el castigado) ayuda a la obra a mejorar su dinamismo narrativo, mostrándonos las imágenes del cortometraje como una evocación del pasado. Sin embargo, se introduce un pequeño recurso fantástico que dota a la obra de una poética bastante singular.

Una de las mejores bazas del cortometraje es su sensibilidad. Quizá la parte negativa del cortometraje es la elección de una banda sonora que en algunos momentos toca algunas teclas demasiado sensibloides, por no hablar de la calidad de la propia música, que no está al nivel, como sí lo están algunas potentes imágenes que nos ofrece el cortometraje.

A continuación, puedes ver ‘El castigo’ de Isabel Ayguavives: