El director francés, que hace poco estrenó ‘Frantz’, tuvo una destacada carrera como cortometrajista.

.El prolífico François Ozon ha logrado una buena acogida con ‘Frantz’, una película en blanco y negro que se hizo recientemente con el César a la Mejor Fotografía. El film adapta un libreto de Maurice Rostand que ya fue llevado al cine por Lubitsch en el año 1932 con ‘Remordimiento’.

Ozon hizo muchos cortos durante los 90. Escrito y dirigido por él, ‘El vestido de verano’ (‘Une Robe D'été’) se trata de un trabajo de 15 minutos que estuvo nominado al mejor cortometraje de ficción en los Premios César.

El cineasta ha tocado en su carrera las relaciones homosexuales, como en la todavía reciente ‘Una nueva amiga’, y aquí en ‘El vestido de verano’ el argumento da una vuelta de tuerca a las propuestas habituales. La historia se centra en una pareja de dos chicos gays, de los cuales uno de ellos conoce a una chica que le tentará sexualmente.

A veces se ha comentado la influencia del cine de Almodóvar en el francés y, aunque en este corto hay algún detalle al respecto, se entronca más con el universo de Rohmer. El verano, la playa, la naturalidad, la exploración sentimental y sexual, etc.

Puedes ver el corto aquí abajo, en francés con subtítulos en portugués. Se entiende bastante bien y, además, no hay muchos diálogos: