Hace 50 años Scorsese dirigió su corto más famoso e impactante.

Uno de los mayores directores contemporáneos, Martin Scorsese, estrena su último film, ‘Silencio’, un proyecto largamente deseado.

Aprovecho para acercar a los cinéfilos al Marty de unos años antes de ‘Malas calles’ y ‘Taxi Driver’. El cineasta ya había hecho un largometraje, ‘¿Quién llama a mi puerta?’, cuando realizó ‘The Big Shave’, un trabajo de 1967 que hoy día sigue siendo una referencia.

Es una obra que genera una incomodidad mayor que algunas de las escenas más violentas de la filmografía del italoamericano.

Una escena cotidiana y una bonita melodía jazzística de Bunny Berigan (‘I Can't Get Started’) envuelven imágenes desgarradoras que esconden un mensaje antibelicista. De hecho, el título que iba a tener el corto era ‘The Big Shave… or Viet ’67’. Scorsese ahondó posteriormente en las secuelas de la guerra, con la colaboración de Paul Schrader, en ‘Taxi Driver’.

 

Seis minutos sin diálogos para conocer al Marty de los inicios: